Empieza el 2018 y todos tenemos diferentes objetivos y propósitos, ir al gimnasio, bajar de peso, conseguir novia, tener más paciencia, tener un ascenso en el trabajo, etc., varios propósitos alcanzables y reales.

Yo les propongo algo para el 2018, ¡TENER UN AÑO SIN ACCIDENTES LABORALES! Como todos los objetivos planteados, suena alcanzable, y lo es, pero no va a ser fácil.

Para lograr un año sin accidentes se necesita del compromiso de todos en la empresa u obra, unos colaboran y se cuidan más que otros, pero al final todos queremos lo mismo, que se acabe la jornada de trabajo y que regresemos a nuestras casas sanos y salvos, nadie quiere tener accidentes ni heridas, peor a.n perder la vida. Esto ya es un comienzo, tenemos un deseo com.n de bienestar.

Ahora, tener un deseo no lo es todo, aquí entra ya la parte técnica, se deben tener planes de seguridad, procedimientos de trabajo seguro, deben capacitarse, certificarse en prevención de riesgos y muchos otros par.metros exigidos por la normativa local, porque este cumplimiento ayudar. a que profesionales y mano de obra se sientan m.s involucradas con el tema de seguridad ocupacional.

El hecho de entregar cascos y botas a los trabajadores ya no es suficiente, se debe tener un estudio de seguridad para cada obra de construcción en el cual deben constar las medidas de seguridad que se van a implementar en la construcción, como pueden ser: protecciones colectivas (redes anticaídas de personas, barandas perimetrales, líneas de vida, etc.), un programa de capacitación, controles de procedimientos seguros, inspecciones de seguridad, etc., que conlleven a que la obra sea segura y que en ella, las personas que laboran, se sientan seguras al realizar su actividad diaria.

¡VAMOS POR UN 2018 SIN ACCIDENTES LABORALES EN LA CONSTRUCCIÓN!