Este megaproyecto impulsará el desarrollo urbano y sustentable de la urbe porteña.

 

Las grandes urbes del primer mundo demuestran que pueden ser inteligentes en la manera de planear su movilidad, la generación de residuos, la sonoridad y el uso del espacio público en primer lugar. Pensando en esto es que, en Ecuador, especialmente en Guayaquil se plantea la ejecución de un megaproyecto, que tiene por nombre: “Ciudad Nueva”.

 

Fue el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, quien presentó y dio a conocer los pormenores del proyecto urbanístico Ciudad Nueva. El megaproyecto se construirá en los actuales terrenos, hangares y predios aledaños del aeropuerto José Joaquín de Olmedo cuando se cambie a las instalaciones de El Daular, en la vía a la Costa.

 

Según expresa el alcalde Nebot, el área específica para el desarrollo urbano comprende los predios que actualmente ocupa el actual aeropuerto José Joaquín de Olmedo y sus alrededores directamente vinculados de aproximadamente 240 hectáreas.

 

“Ciudad Nueva será un proyecto urbanístico de desarrollo sustentable y dirigido que tendrá áreas verdes, atractivos turísticos, parques temáticos, será de uso residencial, profesional y comercial; y abarcará espacios públicos y otros”, indica el alcalde de Guayaquil.

 

 

 

Diseño y plan maestro

 

Fueron el Consorcio ASOPLAN y la firma estadounidense Perkins Eastman quienes entregaron el diseño conceptual y el Plan Maestro de “Ciudad Nueva”. El diseño reajusta de manera integral la infraestructura cultural y de transporte público, introduce una serie de medidas de conservación y respalda la agenda de sostenibilidad a largo plazo para la ciudad más poblada de Ecuador.

 

Tanto en el diseño como también en el plan maestro, se planea dividir el predio en tres distritos: el marino, central y jardín. Este último incluye 100 hectáreas de áreas verdes y azules, en ese sentido habrá un gran lago central y se diseñará un pequeño río para interconectar los tres distritos.

 

 

 

Inversión de la empresa privada

 

“Casas, departamentos, oficinas, servicios, exhibiciones, comercios; proyectos de salud y educación internacional; centro de convenciones con hotelería; Museo de Charles Darwin, vías de acceso, Jardín del Lago, boulevar central, jardín central, espacios verdes y otras áreas dejarán a Guayaquil más de 300 millones de dólares de superávit que serán generados por todas las actividades que se desarrollen dentro del proyecto, cuyos recursos irán a las arcas municipales”, comenta Nebot.

 

Es importante conocer que el proyecto no le costará ningún recurso al Municipio de Guayaquil ni a los guayaquileños, porque no se incrementarán los impuestos, será la empresa privada nacional e internacional la que invertirá y para ello se ha trazado un plan de financiamiento para los inversionistas que lo pondrán en marcha.

Visión a futuro

 

La actual Guayaquil se complementará con Ciudad Nueva que abarca un concepto de transformación en las áreas para dinamizar el sector bancario, comercial y turístico de la ciudad, como nuevo distrito central para la ciudad porque apunta a elevar la autoestima, mejorar las finanzas del guayaquileño y fomentar el turismo con una visión más cosmopolita.

 

El alcalde Nebot, resalta que seremos testigos de un crecimiento cultural y de entretenimiento, además de sistemas de autopistas verdes que conectarán a los animales silvestres con los peatones en un entorno natural que establecerán a Guayaquil como un destino único para el ecoturismo, la educación y la investigación.

 

“Inspirados en la historia geográfica de Guayaquil como la ciudad de ríos se diseñará un pequeño río para interconectar los tres distritos, comenzando por el Distrito Jardín al Sur y yendo al norte hacia la Marina. Los planes propuestos también están en su lugar para proporcionar una conexión de transporte público rápido y seguro entre el sitio y el nuevo aeropuerto de la ciudad, lo que devolverá a Guayaquil la categoría de estar entre el río y el estero”, expresa Nebot.

 

Arranque de la construcción

 

El burgomaestre de Guayaquil comenta también que la construcción de Ciudad Nueva estará a cargo de la empresa que resulte ganadora mediante un concurso público previo, una vez que el aeropuerto en la zona Daular-Chongón ya empiece a funcionar.

 

Importante: El monto total de inversión para la construcción de Ciudad Nueva aún no está oficializado y será autofinanciado (sin recursos de la Municipalidad). Al final de su comercialización, se estima que deje un superávit de $300 millones.