El mercado ferretero está en constante cambio y un buen vendedor deberá adaptarse a esto para no fallar en su propósito.

 

En Ecuador hay más de 10.000 ferreterías divididas entre pequeñas, medianas y grandes en proporción a sus ingresos (datos: INEC). En sus gran mayoría estos negocios tienen mínimo 2 personas al frente en ventas y atención al cliente, por lo que es fundamental para crecer que dichos locales tengan buenos vendedores.

 

Pero, ¿qué es un buen vendedor ferretero? ¿qué debe saber? ¿cómo debe vender? ¿qué debe hacer para mejorar? ¿necesita capacitarse? Todas estas interrogantes son importantes pero más valiosas son las respuestas, porque eso ayudará a que cada vendedor sepa del mercado, de sus clientes y cómo evitar errores que afecten su trabajo.

 

 

 

 

¿Qué es ser un buen vendedor ferretero?

 

El Oficial a lo largo de más de 12 años ha entrevistado a más de 250 ferreteros, estos a la pregunta: ¿Qué es ser un buen vendedor ferretero? Han respondido que un vendedor será bueno si cumple ciertos parámetros, tales como:

 

  • Debe amar su trabajo.
  • Debe conocer los proveedores.
  • Debe ser de fácil palabra.
  • Debe ponerse en los ‘zapatos’ de los clientes.
  • Debe ser un buen asesor técnico.
  • Nunca debe engañar a los clientes.
  • Siempre debe tratar con respeto a los clientes.
  • Siempre buscará satisfacer la necesidad o necesidades de sus clientes y no generar nuevas.
  • Un buen vendedor ferretero genera una base de datos de sus clientes y proveedores. Es una buena forma de ordenar el negocio, porque un vendedor ordenado es mucho más productivo.
  • Un buen vendedor se capacita de manera periódica, porque así conocerá lo más nuevo del mercado y le permitirá generar estrategias que le permitan ser competitivo, ganar clientes y más aún no perder la relación con cada uno de ellos.

 

 

 

 

Lo que debe saber un buen vendedor ferretero

 

El conocimiento es una gran arma que todo vendedor ferretero debe tener. Si conoce el mercado, las necesidades, lo que buscan los compradores, si está al tanto de los proveedores antiguos y nuevos, si está enterado de los nuevos productos y descuentos, desde luego que podrá triunfar, porque se lo podrá denominar un vendedor ferretero: “TODO TERRENO”.

 

¿Cómo debe vender?

 

Un buen vendedor ferretero debe tener estrategias definidas que le permitan vender pero más que eso que a través de su trato y atención genere fidelidad entre el comprador y el negocio al que éste representa, de esa forma más que una relación cliente y vendedor, se obtendrá un trato cordial e incluso amistad.

 

Para mejorar su forma de vender, el vendedor ferretero puede aplicar lo siguiente:

 

  • Abordar al comprador con un lenguaje claro y amistoso (muchos vendedores atienden a los clientes con mala cara e incluso de forma cortante y grosera).
  • Consultar al cliente lo que necesita y si éste no lo tiene claro, asesorarlo teniendo en cuenta no ofrecerle el producto más caro, sino darle alternativas que se ajusten a su presupuesto.
  • Decirle siempre la verdad al cliente, de tal forma que este se sienta seguro y en confianza, sabiendo que el vendedor siempre querrá ayudar y no hacer que el comprador gaste más dinero del que realmente necesite invertir.
  • El buen vendedor ferretero hace seguimiento a sus clientes. Una vez realizada la venta el trabajo no está terminado… el siguiente paso es conocer si el cliente quedó satisfecho y recordarle que en el negocio siempre será atendido cuando lo requiera.

 

 

 

 

Un buen vendedor ferretero es un hombre o mujer constante, que no se rinde y que tiene claro que el cliente es un pilar fundamental del negocio.