Los principales riesgos de accidentes durante la construcción de un túnel se producen al encontrar condiciones del suelo imprevistas, por ejemplo: arrastres debido a corrientes de aguas excesivas donde el tratamiento del suelo resulta inadecuado; inundaciones al encontrar fisuras acuíferas o al desmoronarse los muros; compresiones y dilataciones del suelo, y los efectos de la dilatación. También se pueden dar situaciones como pérdida de aire generalizada mientras se trabaja en el aire comprimido; explosión al encontrar gases inflamables; fuego en ambiente con aire comprimido, y explosiones prematuras y/o tiros quedados.

Seguridad en Obras 234PREVENCIÓN

Los trabajos subterráneos deben llevarse a cabo tras la elaboración de un estudio de seguridad con pruebas de ensayo y de suelos aprobados por la autoridad competente.

En toda obra subterráneas deberá efectuarse, al menos una vez por semana, inspecciones detenidas de la maquinaria, equipos, armazones, ventilación, vías de circulación, rutas de evacuación, bodegas, dispensarios médicos y lugares de trabajo en general.

A los trabajadores en obras se les deben enseñar las reglas de seguridad y exigir que las observen en todo momento. Todos los lugares subterráneos donde hayan personas trabajando, deberían ser objeto de inspección, por lo menos, una vez en cada turno de trabajo. Los lugares donde trabaje una persona sola deberían ser objeto de inspección, por lo menos dos veces en cada turno de trabajo.

Fuente: Carlos Arcentales, Gerente general AR SAFETY.