En Ecuador y muchas partes del mundo las empresas familiares son las que mueven el mercado y son las que aportan en gran manera al desarrollo de los países en las que se ubican.

Ya sean estas ferreterías, locales de venta de materiales, distribuidoras, importadoras o cualquier otro negocio, si estas son de índole familiar desde luego deberán tener claro las directrices, estrategias y reglamentos que les permitan mantenerse fuertes en el tiempo.

 

 

Y, es que muchas empresas arrancan con el emprendimiento desde los abuelos, luego estos las heredan a sus hijos y estos por consiguientes a las próximas generaciones, pero durante estos cambios de mandos debe tenerse mucho cuidado para no fallar y acabar con el negocio.

Teniendo en cuenta esto, compartimos contigo algunas recomendaciones que ayudarán a que tu negocio familiar siga fuerte en el mercado:

– Tener claro lo roles de cada uno en la empresa: Para esto necesario reunirse y determinar la relación de cada uno de los miembros de la familia con la empresa.

Deberán delegar quién entra y quién no entra a trabajar a la empresa, qué requisitos debe llenar, cuáles son sus responsabilidades y qué recibirá a cambio de su aporte.

– Adecuada comunicación: Cuando se tiene una buena comunicación con los colaboradores, se logra con más efectividad los resultados requeridos, y más cuando de un negocio familiar se trata.

– Correcta distribución de actividades: Se debe escoger un líder el cual deberá asignar una responsabilidad a cada persona que forma parte de la empresa, y a su vez tiene que estar preparado para ese cargo, no es solo por rellenar algún espacio vacante con un familiar.

– Metas y estrategias claras: Se debe tener un plan estratégico que ayude al crecimiento del negocio. En este se debe identificar la ubicación actual del negocio, objetivos planteados a alcanzar, etc., para así poder mostrar aspectos externos e internos de la compañía.

– No mezclar la familiaridad con los negocios: Al momento de tener una empresa junto a miembros de familia, se tienen que trazar unos límites entre organización y familia, ya que es fundamental crear compromisos para cada uno en las áreas de la misma.

– Deja todo en orden a tus sucesores: Al momento de entregar el cargo se debe dejar todo en orden, para que al futuro sucesor no le quede todo fuera de lugar. Se aconseja esté último punto, porque así se podrá retirar tranquilamente con la satisfacción de durante todo el tiempo que se estuvo ahí, cada sacrificio valió la pena y dio un buen ejemplo de vida a las futuras generaciones.