Muchas son las causas por las que en las paredes interiores y exteriores de una vivienda aparece la humedad. Puede ser como la que viene del subsuelo, por efecto de las filtraciones de cañerías, grietas en las paredes exteriores o por falta de una buena impermeabilización, lo cual no solo daña las paredes, sino que también provocan enfermedades y malos olores. Por esto, es recomendable identificar este tipo de problemas a tiempo y buscar una solución técnica inmediatamente.

 

 

 

 

CAUSAS Y FORMACIÓN DE HONGOS

 

Por lo general, los hongos en las paredes se generan cuando se están preparando los morteros y los materiales están contaminados, sobre todo, las arenas que en algunas ocasiones contienen sales y pueden producir eflorescencia o manchas blanquinosas (cuando se evapora el agua por efecto de los rayos solares y/o del aire).

 

 

 

 

Otra de las causas, es cuando la proporción de los materiales con que se preparan los morteros no es la  adecuada o la arena no cumple con la granulometría apropiada, creando morteros muy arenosos con poca resistencia química – mecánica, por lo tanto poroso.

Además, la  falta de impermeabilización en la cimentación de las estructuras que permite el paso del agua por los poros del hormigón y mortero.

 

 

 

 

TRATAMIENTO

 

No es conveniente que las paredes de una vivienda permanezcan con humedad, por lo que en caso de no haber tomado las precauciones necesarias durante el proceso constructivo, se debe buscar la solución más económica y técnica que permita que con una reparación se obtenga la solución.

 

 

 

 

Existen varios procedimientos para ejecutar estas reparaciones. Recomendamos los siguientes pasos:

  • Remover con una espátula los materiales dañados y contaminados de las paredes y, en ciertas ocasiones, es necesario limpiar con un cepillo de cerdas metálicas.
  • Cuando se tienen eflorescencia o salitre, se puede utilizar un neutralizador económico, mezclando cloro con agua en una proporción de 1:3 (1 de cloro y 3 de agua).
  • Luego de 24 horas de aplicado el impermeabilizante cementicio según sus respectivas especificaciones, puede aplicar según el tamaño del área un empaste previo a la capa de pintura final.
  • Una vez limpia la superficie se procede a impermeabilizar utilizando un buen producto, preferible a base de cemento que sea resistente a la humedad. Se recomienda que ésto se lo realice no solo en la parte afectada sino en todo el tramo de la pared.
  • Al aplicar impermeabilizante en toda la superficie de una pared, se recomienda comenzar desde arriba e ir bajando hasta llegar al piso, con lo cual se consigue que el material escurra por donde ya se ha  aplicado el impermeabilizante.

 

 

 

 

PROTECCIÓN DESDE LOS CIMIENTOS

 

Para esto se puede aplicar antes del piso de terminación un protector asfáltico, que ayudará a prevenir la humedad que viene desde el subsuelo. Se echa sobre la losa en bruto y, una vez que está seco, se puede poner encima piso de cerámica, piso de madera o, incluso, más concreto para aumentar el espesor de la losa.

 

CASOS SEVEROS

 

Hay casos en que la humedad y la eflorescencia han afectado notablemente al mortero, ya sea por mala proporción cemento/arena, fisuras o desprendimientos. La solución más segura radica en el cambio del mortero, para ello, debemos llegar a la superficie de hormigón, ladrillo o bloque y aplicar un ligante para luego colocar un nuevo mortero.

 

SOLUCIÓN INNOVADORA

 

Es importante conocer que las actuales “soluciones” se enfocan en el aspecto estético de la pared y usan enmiendes superficiales, es decir, cubren la humedad y no la eliminan, trabajan en el efecto del problema y no en la causa. Sin embargo, hoy en el mercado ecuatoriano existe un novedoso sistema denominado BioDry.

 

Estudios evidenciaron que existe en las paredes de las plantas bajas una micro dispersión eléctrica que causa que la humedad suba hacia arriba desde el terreno y actúe como una especie de imán. El sistema BioDry, usa tecnología Suiza que anula el campo eléctrico evitando que la pared absorba humedad de por vida, atacando así a la causa y no solo al efecto.

 

El sistema debe ser instalado exclusivamente por un técnico calificado Biodry, porque se tienen que tener en cuenta ciertos factores al interno del lugar afectado, el técnico hace monitoreos en el tiempo hasta que las paredes estén secas completamente.