Marca tendencia a nivel nacional e internacional, tanto que es cada vez más común ver instalado este material en interiores como también en exteriores.

 

 

La piedra natural es el producto idóneo para conseguir un toque de calidad y elegancia. Del mismo modo, estas características cada vez están más ligadas a la innovación y actualidad; porque múltiples arquitectos, diseñadores o empresas están poniendo en valor estas propiedades de la piedra.

 

Este perdurable material tiene diferentes estilos con los que componer los diseños más atractivos e interesantes en cada caso. Así mismo, la posibilidad de encontrar diferentes acabados en la piedra natural, nos permite seleccionar el material más acorde a cada caso o diferenciar entre interior y exterior según el estilo que prefiramos.

 

 

 

 

 

 

INSTALACIÓN

 

 

Por lo dicho es importante conocer qué se requiere para instalar este destacado material:

 

 

Calcular los metros

 

 

Multiplique la longitud por la altura de la pared a recubrir y obtendrá los metros cuadrados que necesita.

 

 

Instalación con mortero

 

 

La instalación con mortero es el método más idóneo  para todo tipo de instalaciones tanto para pared como para piso.

 

 

Colocación de las piezas

 

 

Preparar la pared adecuadamente. Empezar a colocar las piezas siempre desde las esquinas (si las hubiera) y de abajo hacia arriba. Para la correcta colocación de los modelos es conveniente utilizar un nivel de albañilería. Así mismo evite las juntas verticales rectas, alternando las piezas y tamaños. Aplicar sobre la pared una capa de mortero (no aplicar sobre superficies muy amplias para evitar que se seque antes de colocar las piezas). Así lograremos tensiones de secado compartidas entre pared y piedra.

 

Cubrir totalmente la parte trasera de cada pieza con mortero y presionar contra la pared, de abajo hacia arriba, hasta que la pieza asiente. El sobrante de mortero siempre debe salir por arriba para evitar manchar. Al retirar el material deadhesión sobrante, evite manchar la superficie de las piezas. La piedra accidentalmente manchada con mortero, debe dejarse secar hasta que sea desmenuzable y cepillar ligeramente por fuera con una brocha, cepillo de cerdas de plástico.

 

 

 

 

No use ácidos o derivados. Si fuera necesario cortar las piezas para hacer algún remate, utilice una amoladora con disco de diamante.

 

 

Limpieza

 

 

Para limpiar la instalación y antes de que el mortero se seque, cepille suavemente ésta con un cepillo de cerdas o de plástico (nunca de alambres) para retirar el material sobrante y limpiar la cara de la piedra. Nunca utilice un cepillo húmedo o mojado. Es recomendable realizar un mantenimiento cada 2 años, para ello se requiere aplicar sellador.