Con su uso se logra: excelente comportamiento estructural, muy reducidos plazos de ejecución, alto confort ambiental y mucho más.

 

 

En el sector de la construcción nacional e internacional existen distintos sistemas constructivos, unos con mayores beneficios que otros. En Ecuador por ejemplo dos de los más usados son el que emplea hormigón y el otro es del construcción mixta, pero a más de estos hay uno que está ganando espacio y el denominado: sistema constructivo con tableros contralaminados (CLT).

 

El CLT hoy en día en mercados internacionales está marcando tendencia, esto debido a que se lo considera como el material de construcción sostenible de un futuro dado sus cualidades estéticas y técnicas.

 

 

 

 

¿Qué es el CLT?

 

La madera contralaminada supone un verdadero progreso técnico y los arquitectos la usan cada vez más en aplicaciones estructurales, especialmente para construcciones a gran escala. Su resistencia, dureza, manejabilidad, propiedades físicas y mecánicas, así como sus posibilidades decorativas, la convierten en un producto ideal para la ejecución de proyectos arquitectónicos de cualquier tipo.

 

Exactamente el sistema está compuesto por grandes paneles de madera, fabricados con una madera de laminación cruzada con adhesivos o sujetadores. Se produce con tablones de madera, de tres a siete capas, uno sobre el otro en ángulo recto. Estos se pegan en una prensa hidráulica o de vacío en toda su superficie o se atornillan. Cada capa está compuesta de tableros de madera blanda.

 

 

 

 

En países como Estados Unidos, Rusia, Inglaterra, Canadá y más, el CLT está compuesto por maderas coníferas con certificación forestal FSC (Forest Stewardship Council) y/o PEFC (“Program for Endorsement of Forest Certification), derivado de bosques gestionados de forma sostenible y fuentes controladas. Al ser certificado por FSC/PEFC se garantiza que el CLT se produzca de acuerdo a los más altos estándares ambientales y éticos.

 

El espesor de los paneles puede variar de acuerdo a la necesidad de construcción. El grosor de la placa está, generalmente en el rango de 50 mm a 300 mm. Se pueden producir paneles tan gruesos como de 500 mm. El tamaño del panel va desde 1.2 a 3 m de ancho y de 5 a 15 m de longitud.

 

 

 

 

Principales ventajas del CLT

 

El sistema constructivo con tableros contralaminados (CLT) ofrecen grandes ventajas, tales como:

 

 

 

 

Diseño arquitectónico: Ofrece múltiples posibilidades de diseño arquitectónico con superficies visibles de madera y de cualquier otro material imaginable.

 

Elevado grado de preacabado: Permite el menor tiempo de construcción y el montaje sencillo, da lugar a edificios estables, seguros y confortables.

 

Máxima seguridad en la planificación: Se garantizan todos los requisitos que se exigen a un material de construcción moderno, así como los controles de calidad continuos, tanto internos como externos.

 

Sistema de construcción macizo: Los elementos CLT cumplen con todos los criterios de un sistema de construcción macizo. Permiten construir a prueba de terremotos.

 

Aislante acústico y térmico: La madera maciza regula la humedad del ambiente y proporciona unas condiciones climáticas y ambientales agradables, tanto en verano como también en invierno.

 

Transpirables: Los elementos de CLT son transpirables y actúan como una barrera de vapor, lo que permite construir prescindiendo del laminado en gran medida.

 

Ganancia por espacio: Se obtienen importantes ganancias del espacio habitable debido a la construcción de paredes más finas.

 

Reciclable: Una vez que la vida útil de un edificio llega a su fin, el producto y la materia prima natural que es la madera puede reciclarse completamente de forma ecológica.

 

 

 

 

 

Es un sistema ideal para elaborar paredes, techos y tejados en edificios cuyo consumo de energía sea bajo.

 

 

Acabados interiores con madera

 

 

Como acabado interior, la madera posee un carácter y una calidez únicos. Los ambientes con paredes o suelos de madera proveen satisfacción a nuestra necesidad de intimidad y comodidad.

 

 

Paredes

 

Las paredes de madera son una de las maneras de resolver el problema con las paredes focales. Incluso en el baño, al relajarse en la bañera, ¿por qué no descansar los ojos en algo precioso y rico como la madera? Las paredes focales en los baños son una idea interesante, siempre y cuando las paredes cubiertas de listones de madera o paneles mejoren el espacio y saquen lo mejor en el diseño del cuarto de baño.

 

Un diseño moderno impecable utilizando paredes de madera natural o tratada puede acentuar el ambiente cálido de una casa, ya sea minimalista, tradicional o ecléctica. Las paredes de madera natural conectan los interiores hacia el exterior recordando que estamos rodeados de materiales simples y naturales.

 

 

 

 

Pisos

 

Desde la maderas más livianas y delicadas hasta las sumamente sólidas y resistentes quedan perfecto en el piso deseado, la elección depende del presupuesto, uso, condiciones climáticas y estructura del lugar.

 

Con delgadas piezas de madera y una anchura similar a las baldosas, el recubrimiento con múltiples piezas de madera es mucho más delicado pero no por ello menos bello y eficaz que la madera al natural. Pese a su delicadeza, la instalación es mucho más simple que el piso de madera en bruto, puesto que las piezas son más livianas y por tanto fáciles de acomodar.

 

 

 

 

Es fundamental que se proteja y se realice un adecuado mantenimiento a los acabados en madera de pisos y paredes, para lograr que estos sean más duraderos.