La crisis económica no la superaremos bajando los brazos o echándonos a llorar. Es cierto que existe mucha inseguridad, que no sabemos qué pasará mañana en el mercado de la construcción, pero como emprendedores es nuestro deber afrontar los problemas y tratar de solucionarlos aplicando distintas estrategias y recomendaciones.

El Oficial te acompaña y asesora con algunas recomendaciones:

  1. Actúe rápidamente y supervise con rapidez los números de su negocio (ingresos y egresos).
  2. No descuide las cuentas por cobrar ni el inventario.
  3. Intente mantener los niveles de ventas (se pueden aplicar promociones para ello).
  4. Que el pago de sueldos de su personal esté dentro de los parámetros adecuados. Por ejemplo, si el rol de pagos debe representar un 12% de su presupuesto, entonces reajuste las horas de trabajo para mantener ese margen.
  5. No debe permitir que los problemas de los proveedores se trasladen a su empresa. Tenga una comunicación fluida con sus proveedores, así se enterará personalmente y no a través de correo electrónico si alguno de ellos está a punto de declararse en quiebra. No tema hacer preguntas, considere la posibilidad de hacer informes de crédito anuales sobre sus principales proveedores, a fin de saber si tienen algún problema.
  6. No tema solicitar ayuda, en especial a los empleados, clientes o proveedores que han demostrado lealtad. Es posible que los empleados hagan concesiones o propongan sugerencias que lo ayudarán a superar la crisis. Lo mismo se aplica a los clientes y proveedores que desean que usted siga operando comercialmente.
  7. Considere la posibilidad de ofrecer descuentos. A veces, la única manera de no bajar la persiana es reducir las comisiones y los precios. No estamos sugiriendo una reducción indiscriminada y permanente, lo que proponemos es que ofrezca un único descuento importante para algunos artículos; por ejemplo, bajar el precio de cierta línea de herramientas o pinturas.
  8. Busque soluciones de financiamiento a corto plazo.