Los trabajos de construcción se realizan siempre al aire libre, salvo que sea una remodelación interior o readecuación, por lo tanto dentro de la seguridad ocupacional se deben considerar varios factores que afectan a los trabajadores que laboran a la intemperie.

Debido al clima y con la época invernal a la vuelta de la esquina, se deben tomar medidas preventivas para evitar accidentes.

 

 

 

 

Algunas de las condiciones asociadas con las altas temperaturas y humedad son:

  • Golpes de Calor.
  • Mareos.
  • Deshidratación.
  • Insolación.
  • Desmayos.

Para prevenir estas condiciones se pueden tomar las siguientes medidas:

  • Buena dotación de agua, tanto para beber como para echarse en la cabeza y en el cuerpo.
  • Pañuelos o toallas mojadas que se las envuelven en el cuello para bajar la temperatura del cuerpo.
  • Realizar trabajos bajo la sombra en las horas en que más fuerte pega el sol, con los materiales que se encuentran en obra se pueden hacer una especie de parasoles o carpas.
  • Realizar pausas cada hora para que el cuerpo se enfríe un poco.
  • Hidrátate de manera continua.