Operadores de grúas móviles, montacargas, elevadores, winchas y más, todos ellos deberán estar certificados y colaborar con la seguridad en obra.

 

 

 

 

 

 

 

Como hemos comentado ya algunas veces: ¡LA SEGURIDAD ES DE TODOS! En una obra de construcción, esto no es la excepción. Toda persona que está en una obra de construcción debe estar pendiente de su seguridad y de la del resto de personas que están en la obra.

 

En muchas obras medianas o grandes, cada día se ve más la utilización de medios auxiliares, estos pueden ser: grúas móviles, grúas torre, montacargas, elevadores de cargas, winchas, etc., estos equipos contribuyen significativamente a mejorar el ritmo de la obra, reduciendo los tiempos de acarreo y por ende el tiempo de ejecución general de la obra. Esto se logra cuando el operador está calificado y conoce bien su trabajo.

 

 

 

 

El operador de medios auxiliares debe tener los conocimientos y certificaciones necesarias para operar una determinada máquina. En estas certificaciones debe conocer todos los aspectos de seguridad de la máquina, su operación, el entorno en que la va a operar y la obra como tal.

 

Que el operador tenga un buen manejo de la seguridad es fundamental, porque va a estar transportando grandes volúmenes de cargas y una mala maniobra, un mal amarre o posicionamiento puede causar accidentes fatales para él y el de muchas personas en la obra.

 

 

 

 

El operador debe estar en obra junto al equipo que va a manejar desde el ensamble y montaje del mismo para que, él como experto, puede avalar que está en buenas condiciones para poderlo operar de manera segura y eficiente.

 

El operador en ocasiones no esta tan expuesto a riesgos, porque esta siempre en lugares fijos, sin embargo, al estar dentro de la obra, debe acogerse a las normas de seguridad de la misma, respetando las protecciones colectivas instaladas y usando los equipos de protección personal.

 

 

 

 

 

 

Por último, algo fundamental para la seguridad de un operario es tener un campo de visión amplio, para poder evitar riesgos en el transporte y manipulación de la carga, tratando, dentro de lo posible, siempre tener la carga a la vista, o en su defecto que una segunda persona le colabore en el momento que pierda la carga de vista.