Los seguros juegan un papel importante en la industria de la construcción, al ser uno de los sectores considerados de mayor riesgo. Además, es una de las actividades que se busca reactivar desde diferentes frentes por ser una de las que mayor empleo generan.

 

 

 

 

Paulo Salazar B., Director de Marketing de Seguros Oriente, explica que los seguros para el sector de la construcción ayudan a cubrir las pérdidas materiales o los daños que pueda sufrir la obra, maquinaria y equipos, daños corporales a los trabajadores o la responsabilidad civil frente a terceros.

 

 

 

 

 

 

 

 

TIPOS DE SEGUROS

 

 

Entre los seguros que requiere una constructora destacan:

 

  • Accidentes personales: En una obra civil existen muchos riesgos involucrados, por lo que esta cobertura ampara al personal asegurado de la obra.
  • Responsabilidad civil construcción: Esta póliza ampara los daños y/o lesiones causados a terceros y/o sus propiedades durante la ejecución de un contrato determinado.
  • Todo riesgo montaje: El objeto de esta cobertura es indemnizar al asegurado por los daños ocurridos durante la instalación o montaje, incluyendo las pruebas y puesta en marcha de equipos de industrias, equipos de perforación, sistemas de transporte y tránsito, entre otros.
  • Todo riesgo construcción: Esta póliza cubre los daños y pérdidas materiales que sufran los bienes y/o intereses, que se produzcan durante la etapa de construcción de edificios de vivienda, centros comerciales, hospitales, carreteras, etc.  Dentro de las coberturas de esta póliza constan: Los daños causados directamente por terremoto, temblor, maremoto y erupción volcánica, ciclón, huracán, tempestad, vientos, inundación, desbordamiento y alza del nivel de aguas, enfangamiento, hundimiento o deslizamiento del terreno, derrumbes, desprendimiento de tierra o de rocas, etc.