La fidelización tiene por objetivo mantener ingresos fijos y así asegurar la subsistencia del negocio.

 

 

En tiempos difíciles y cuando la competencia es feroz, la fidelización es una forma de asegurar ventas. Debes mantener satisfechos a tus compradores y premiarlos por su confianza, así ellos volverán a tu negocio.

 

Seas ferretero o dueño de un negocio de ventas de materiales para la construcción y acabados, debes intentar conservar tus mejores clientes, procurando la satisfacción plena de éstos con los productos que les ofreces, y generando un vínculo emocional entre ellos y la empresa.

 

 

 

 

 

Tener mayor información sobre tus clientes te ayudará a dirigir tu negocio, a ofrecerles productos y servicios según sus necesidades.

 

 

 

 

Estrategias de fidelización

 

 

La fidelización se basa en el trato directo y personalizado con el cliente que busca no ser uno más, sino tener presencia como comprador, quiere que el comercial lo identifique y la empresa sepa adelantarse a sus necesidades.

 

La primera premisa para fidelizar, es que el cliente quede satisfecho con la relación calidad-precio del producto, y que este responda a las expectativas que el consumidor se había formado de él. De esta forma, sin duda, repetirá sus compras y las recomendará.

 

Asegúrate de que el cliente no queda solo un poco contento sino absolutamente satisfecho con tus productos, atención y servicio, a menudo, se está dispuesto a pagar un poco más a cambio de una mejor calidad.

 

Infórmale a tus clientes las ventajas que les ofreces, diles con sinceridad que tu servicio es mejor o más completo, para que cuando compare con la competencia se de cuenta de las ventajas de la tienda que ha elegido.

 

 

 

 

 

Recomendaciones concretas

 

  • Puedes crear una tarjeta cliente que reporte ventajas de compra.
  • Solicita a tus clientes su correo electrónico para informarles de las novedades, enviarles cupones de descuento o felicitarles por su cumpleaños.
  • Muestra interés por tus clientes y hazlos partícipes de la empresa: proporciona formularios de sugerencias, habla con ellos en la tienda o pide su opinión por email.