En la construcción hay una sensibilidad respecto al impacto que tienen las obras y edificaciones en el medio ambiente. En un anterior artículo pudimos analizar los avances de la construcción sostenible, que ya es una realidad desde hace un par de años. La construcción sostenible da como resultado edificaciones que cuidan los aspectos medio ambientales, y que imponen tendencia y vanguardia, gracias a los materiales naturales que se utilizan, como: madera, minerales, y materiales reciclados.

 

 

 

 

 

La construcción sostenible se va imponiendo ante la necesidad del cuidado del planeta. Los cambios empiezan por nosotros, por eso alrededor del mundo hay varios ejemplos de construcción sostenible que dan testimonio de que el cambio es posible. Entre estos citaremos:

 

Hotel Stadthalle, Viena – está ubicado cerca del corazón de Viena – desde hace varios años se ha convertido en el primer hotel del mundo con un consumo de energía igual a cero ¿es posible?

 

El hotel produce la energía gracias a una instalación solar de 130m2 , instalación fotovoltaica de 93m2 , y una bomba de calor que les permite producir agua caliente, además de tres torres eólicas. Las bombillas que se utilizan en la edificación son de tipo LED y cuenta con un sistema de climatización que impide el desperdicio de energía, y accesorios que permiten el ahorro de agua en lavabos y duchas. El Hotel Stadthalle va más allá, y no solo su construcción apunta a la sustentabilidad, su oferta gastronómica incluye productos ecológicos.

 

 

 

 

Torre Diagonal Mar de Barcelona, la edificación está ubicada en una de las avenidas más celebres de Barcelona – España (mar y diagonal). Con el pasar de los años ha logrado a convertirse en “excelencia” en lo que respecta a construcción sostenible, y han podido lograrlo gracias a la inversión en sistemas de captación solar térmica, gestión inteligente y monitorización.

 

Su calificación fue otorgada por el sello de sostenibilidad BREEAM, dirigida por Isolana Energética, que avala la calidad de edificios de vanguardia. Para lograr la certificación se considera la implementación de sostenibilidad vinculadas a: energía, confort interior, materiales, residuos, entre otras.

 

 

 

 

Bristol Community College (Fall River, Massachusetts – EEUU), fue seleccionado por el Instituto Estadounidense de Arquitectos (AIA – por sus siglas en inglés) como uno de los 10 ejemplos de construcción en el 2017 en su categoría los edificios “más verdes”. El edificio de 50.000 pies cuadrados, se ubica como el primer edificio de ciencias académicas de energía neta cero (ZNE) en el noroeste; además cuenta con laboratorios clínico – ciencia, laboratorios de asistencia médica, de higiene dental y una clínica de enseñanza. En el edificio, de manera innovadora, no hacen uso de combustibles fósiles, aumentan la eficiencia y reducen drásticamente la demanda.

 

El cambio inicia por nosotros y en la construcción sostenible es importante innovar para poder cuidar de nuestro planeta y marcar tendencia.