El hormigón armado, o sea, el proceso de embeber varillas de acero dentro al hormigón para aumentar su resistencia a tracción, fue inventado por el jardinero francés Joseph Monier a finales del siglo XIX con el fin de reforzar sus macetas. Las grandes innovaciones son muchas veces inesperadas, y así como fue para el hormigón armado, algunos de estos descubrimientos cambian para siempre nuestro modo de construir.

 

A continuación, brindamos una lista de materiales innovadores que podrían cambiar nuevamente nuestro mundo:

 

Hormigón fosforescente: La Universidad de Michoacana de México ha patentado un hormigón capaz de absorber e irradiar la luz del sol. Se piensa ya en su utilización para piscinas, decoraciones y seguridad vial entre otras.

 

 

 

 

Madera transparente: Imagínese un material con propiedades mecánicas superiores a la madera y con la transparencia del vidrio. Este es justamente el material que ha desarrollado el instituto KTH Royal Institute of Technology de Estocolmo. El proceso consiste en remover la lignina de la madera y posteriormente rellenar las cavidades con un polímero especial. Este material permitirá realizar paneles para ventanas, células fotovoltáicas y demás.

 

 

 

 

Hidrocerámica: Este material innovador desarrollado por la Universidad de Catalonia (IAAC) se compone por burbujas de hidrogel, polímeros especiales capaces de contener hasta 400 veces su volumen en agua. Gracias a esta propiedad, las esferas absorben el líquido y en días calurosos evaporan su contenido, reduciendo la temperatura de los espacios donde son instaladas.

 

 

 

 

AggreBind: Creado por una empresa americana de Connecticut, este material es un polímero acrílico que cuando es combinado con agua puede ligar polvo y estabilizar la tierra, permitiendo así la creación de calles sin necesidad de concreto o asfalto. Este material tampoco requiere de maquinaria pesada, volviéndolo optimo para comunidades rurales. Según estimaciones preliminares, costo de crear una carretera es reducido del 60% respecto a métodos tradicionales. En Tumbaco, Pichincha, esta tecnología ya ha sido puesta a la prueba.

 

 

www.facebook.com/manualdeObra

www.manualdeObra.com

www.housita.com