Los equipos de protección personal (EPP) o equipos de protección individual (EPI) son de uso obligatorio para toda persona que ingresa a una obra de construcción, sin excepción. Como mínimo, para ingresar a una obra de construcción, una persona debería tener puestas botas de seguridad, con punta de acero y suela antideslizante, casco y chaleco reflectivo o de identificación.

 

Los equipos de protección personal son la última línea de defensa que se usa cuando ya no se puede aislar o eliminar un riesgo determinado y en obras de construcción, al ser un ambiente tan cambiante, con tantas personas involucradas, aparecen nuevos riesgos cada minutos, los cuales no pueden ser eliminados inmediatamente. Por esta razón usar EPP dentro de una obra de construcción es indispensable.

 

 

 

 

Hay diferentes equipos de protección personal que se deben usar dentro de obra para diferentes actividades. Casco, botas con suela antiperforable y antideslizante, y punta de acero, arnés con eslinga, chaleco reflectivo, lentes de protección, guantes, protectores auditivos, mascarillas para polvo, mascarillas para gases, careta y mandil para soldadores, etc.

 

 

Es importante estar claros en qué equipos de protección personal se necesita para cada trabajo.

 

 

Se debe determinar, mediante un estudio o matriz, que equipos de protección personal se entregara a cada trabajador al momento de su contratación, explicarle la importancia de su uso, mantenimiento y cuidado del mismo, para que no pierda sus propiedades antes de su tiempo de vida útil.

 

 

 

 

Es fundamental también llevar un registro de entrega de equipos de protección personal en obra, en este registro debe constar también la fecha de reposición según la especificación del fabricante y lo que diga en la etiqueta o remarcación del equipo.

 

Importante: Es obligación de todo trabajador y persona que entre a la obra de construcción el uso de equipos de protección personal, si no los tiene, se los deberá proporcionar, caso contrario no puede ingresar a la obra. Esta debe ser la consigna en todo proyecto de obra civil para tener menos accidentes en la construcción.