Obra: Negra, gris y blanca, son las etapas necesarias para construir todo tipo de edificación.

 

 

¿Casa o apartamento? Es la pregunta que muchos se hacen al pensar en dónde vivirán con sus familias. Una vez decidido, es esencial escoger el lugar y quienes se encargarán de la construcción de la edificación.

 

Antes de recibir el inmueble terminado, éste deberá pasar por varias etapas que son parte de la construcción, en las cuales intervienen diversas personas que se encargan de que la obra sea ejecutada y terminada, transformando los planos a la realidad.

 

Para arrancar con la construcción, ésta necesitará un diseño previo, con lo que determinará el sistema constructivo que se deberá utilizar y el tiempo que se va a emplear de acuerdo a la programación de la obra. Una vez superadas éstas primeras etapas y de acuerdo al lugar donde se construirá, se deben considerar tres aspectos muy generales en la construcción de una edificación: obra negra, gris y blanca. Cada una es determinante en el proceso de iniciación, ejecución y finalización de la misma.

 

Una obra civil podrá ser terminada y entregada luego de pasar por las siguientes etapas:

 

 

OBRA NEGRA

 

 

 

 

Ésta es una fase en la que se adapta el terreno para la construcción de la edificación o vivienda que se va a construir. Se realizan las acciones excavación y/o nivelación de terreno, delimitación del área de construcción o replanteo, cimentación, etc. En ésta primera fase la vivienda se encuentra en la etapa de “nacimiento” y no es habitable en este punto. Es un paso muy básico, pero necesario para que sea posible continuar con la construcción.

 

Durante la obra negra se arman los elementos de acero, se implantan, encofran y se da paso al vaciado del concreto, así continúa hasta llegar a nivel de la losa y cubierta, para proteger en parte la integridad de las personas encargadas de desarrollar la construcción de la edificación.

 

 

OBRA GRIS

 

 

 

Es cuando ya hay un nivel intermedio listo y se pueden iniciar las labores de acabados (en algunos casos la gente se pasa a vivir en esta etapa). Comprende la adecuación de la parte del cableado y las conexiones de gas, energía, acueducto y aire acondicionado, entre otras. En ésta también se incluyen las puestas de muros y el revoque de las superficies, nivelación de pisos, siendo más visible su estructura; sin embargo aún no es un lugar propicio para ser habitado.

 

 

OBRA BLANCA

 

 

 

 

Es la etapa donde se ejecuta el trabajo de acabados y detalles finales. Comprende el estuco, pintura y adecuación del lugar, es decir, se instalan los servicios y se culminan los acabados, tales como: las puertas, ventanas, griferías, sanitarios y lavaplatos.

 

Cuando se ejecutan los trabajos de obra blanca, también se terminan de instalar las baldosas y se hacen los últimos detalles de acuerdo a los diseños, como también se ejecutan trabajos finales adicionales que parten de las opiniones y sugerencias que emiten los propietarios o dueños de la edificación. Concluida ésta etapa la casa o edificio puede habitarse.