¿Tienes problemas con manchas en la cerámica de tu casa u oficina? Debes tener mucho cuidado con esto, porque las limpiezas con productos no adecuados pueden producir daños irreparables en las piezas y juntas.

 

 

 

 

Teniendo en cuenta lo dicho, te recomendamos lo siguiente para que puedas quitar las manchas de las piezas cerámicas sin dañarlas:

 

 

Limpiar

 

Diluir el producto limpiador con igual cantidad de agua. Para manchas rebeldes, aplicar sin diluir. Hacer una prueba previa en una superficie pequeña.

 

 

Frotar producto

 

Dejar actuar el producto sobre la superficie durante 3 minutos aproximadamente, y frotar con un cepillo para profundizar la limpieza.

 

Enjuagar producto

 

Enjuagar con abundante agua hasta que no se observen restos del limpiador, y luego secar.

 

 

 

 

Para un correcto mantenimiento de las superficies, se recomienda la utilización periódica (trimestral) del kit de limpieza y protección.