La realidad virtual es una tecnología que está siendo adoptada a una velocidad impresionante en las industrias de arquitectura, construcción e ingeniería. La adopción de realidad virtual permite visualizar un modelo tridimensional de manera más completa, permitiendo a los clientes y contratistas tomar decisiones más acertadas en muchos detalles que serían difíciles de imaginar mirando un simple plano bidimensional.

 

 

 

 

Muchas empresas han empezado a usar drones y escáneres de láser para adquirir información del terreno que luego convertirán en un modelo topográfico tridimensional. Estos modelos altamente precisos permiten realizar estimaciones de desbanques y rellenos con mayor precisión respecto a métodos tradicionales.

 

 

 

 

 

La revolución del BIM (Building Information Modeling) ha fomentado el desarrollo de la realidad virtual, gracias al modelo tridimensional generado en fase de diseño. Este modelo tridimensional es una representación fidedigna del edificio, desde la parte arquitectónica y estructural hasta el sistema eléctrico, hidrosanitario y mecánico del mismo. Cada detalle y posible conflicto entre todos estos sistemas pueden ser visualizados con equipos VR como: Oculus Rift y HTC Vive, por contratistas para detectar errores antes de iniciar la construcción.

 

 

El mismo modelo tridimensional puede ser mostrado a clientes finales para que estos tengan una experiencia más realista del edificio. Para terminar, hay empresas que realizan capacitaciones profesionales a operadores de maquinaria con el uso de simuladores. El uso de esta nueva tecnología, ya establecida para las industrias aeronáutica y medica, reduce al mínimo los riesgos de accidentes y costos operativos.

 

 

 

 

Arq. Pablo Modenese

www.facebook.com/manualdeObra

www.manualdeObra.com